¿Sabías que muchos prefieren el café soluble?



El café soluble o instantáneo es, sin duda, una gran solución, para quienes no tienen una cafetera o no tienen tiempo para preparar un café de forma tradicional.

Generalidades sobre el café soluble

Si nos remontamos a los orígenes del café soluble conoceremos que la primera patente de este producto fue inscrita por allí de 1771 en Inglaterra, pero no fue hasta mucho después que se desarrolló tal y como lo conocemos hoy en día.

A principios del siglo XX, un científico japonés llamado Satori Kato,  logró después un largo proceso patentar un café soluble que era más estable pero no tuvo suerte en comercializarlo hasta que muchos años después la compañía Nestlé compro dicha patente.

La razón por la que Nestlé se interesó en el producto fue porque el ejército empezó a pedir café soluble para ser consumido por quienes estaban en lugares remotos o situaciones adversas.   Este fue el inicio del café soluble que en las décadas siguientes se popularizó a nivel mundial, obviamente ha pasado por un proceso de mejoramiento tanto de la calidad del producto como de la misma elaboración del mismo. Una de las principales mejoras se dio en el año 1960 con la utilización del proceso de liofilización.

¿Café soluble o no?

A nivel mundial se estima que aproximadamente la mitad de los consumidores de café prefieren el café soluble,  sin embargo, en España este porcentaje es bastante menor, no por ello poco importante.

Según datos incluidos en el Informe de Alimentación 2017 de Mercasa,  se estima que durante 2016 el café soluble representó un 18,3% del volumen y un 21,8% del valor económico del mercado del café en España.

Por tanto, no debemos menospreciar al café soluble ya que son muchas las personas que los prefieren, algunas porque consideran que tiene un sabor más suave que el café tradicional y muchos otros por comodidad.

¿Quiénes son los principales consumidores de café soluble?

Es muy probable que haya una gran variedad entre los consumidores de café soluble, tanto en cuanto a edad como otras condiciones sociodemográficas.  Sin embargo, algo que está claro es que es bastante más popular entre quienes no tienen una larga tradición cafetera.

Esto es, si no has sido un consumidor muy frecuente del café preparado de la forma tradicional, es más probable que encuentres en el café soluble un producto que te guste y no solo lo elijas porque te resulte más cómodo prepararlo.

Esto explica porque algunos países como China e India, que no tenían una tradición cafetera, se han convertido en mercados que han aceptado muy bien el café soluble.

Según datos de Euromonitor International, en Europa seguimos favoreciendo el café en grano, pero se acepta también el café café soluble para bares y cafeterías instantáneo o soluble.  En Europa del Este se estima que aproximadamente el 50% del café comercializado es café soluble, mientras que en Europa Occidental este porcentaje ronda el 25%.  Entre Europa de Este y Europa Occidental se consume aproximadamente el 40% del café soluble del mundo. En España, la marca principal es Nescafé, pero existen varias marcas que atienden principalmente el canal HORECA así como marcas blancas para grandes superficies.

Son muchos los que consideran que la popularización del café en cápsulas ha perjudicado el mercado del café instantáneo y puede que en el boom inicial pudiera haber sido así ya que muchos consumidores domésticos encontraron en las cafeteras de cápsulas un modo sencillo, rápido y limpio de preparar café, sin embargo, con el tiempo, muchos volvieron al café soluble o instantáneo.

Obviamente el café instantáneo no tiene el mismo sabor y aroma que un café preparado con café recién molido pero son muchos los que prefieren este sabor diferente.