¿Sabes cuándo ofrecer vino blanco a tus clientes?



Saber combinar los vinos con la comida es realmente importante en tu bar, ya que un buen vino blanco con un maridaje no adecuado puede hacerle perder su esencia y restar al cliente la oportunidad de disfrutar el caldo en su máxima expresión.

Típicamente se ha dicho que los vinos tintos van con las carnes y que los vinos blancos combinan mejor con pescados y mariscos, pero en realidad esta afirmación limita mucho.

 

Maridajes con vino blanco

La elección de un vino debería depender no sólo de ciertas “reglas” sino también de los gustos de cada quien.  El problema está cuando un cliente te pide que le ofrezcas una sugerencia y no conoces cuáles son sus gustos.

Te damos algunas claves sobre los maridajes con vino blanco y los diferentes platos que ofreces en tu bar.

  • Los expertos en vino señalan que generalmente los vinos casan muy bien con los platos de la misma zona geográfica. Esto funciona tanto para vinos blancos como tintos, pero no es una regla sin excepciones.
  • En cuanto a la regla más conocida indica que el vino blanco se sirve con el pescado y el vino tinto con la carne, pero tiene sus excepciones:
    • Salmón y atún van mejor con vino tinto, pero si el sabor del pescado es fuerte no dudes en ofrecer a tu cliente un vino blanco añejado.
    • De igual forma para los mariscos, el vino blanco más recomendado es del tipo Albariño o Godejo.
    • Carne blanca combina muy bien con el vino blanco que haya sido fermentado por algún tiempo en barricas.
    • La carne de ave va mejor con los vinos blancos.
    • El queso manchego se degusta mejor con tinto pero los quesos más bien blandos y grasos maridan mejor con vinos blancos.
    • Quesos de sabor fuerte y salado como el Roquefort deben combinarse con vinos blancos dulces.
    • Algunos productos como alcachofas, judías verdes, las espinacas, los espárragos en conserva, gazpachos, sopas así como ensaladas aliñadas con vinagre no deben servirse con vino.
    • Para las pastas, se recomiendan los vinos blancos jóvenes aunque también se pueden combinar con ciertos tintos y rosados.
    • También puedes acompañar de vino blanco joven los postres, siempre y cuando se trate de vinos suaves sin demasiada intensidad.

Ahora bien, si un cliente se empeña en pedir vino blanco cuando no es “la mejor opción”, no le lleves la contraria.

Consejos para servir vino blanco

Consejos para servir vino blancoSi se van a servir varios vinos, se sirven primero los blancos antes que los tintos, y los jóvenes antes que los que han sido añejados. De igual forma los secos se sirven  antes que los dulces y los de sabor más ligero antes de los más contundentes.

Los vinos blancos deben servirse fríos, pero esto no significa “muy fríos”. No cometas el error de enfriar abruptamente una botella de vino blanco, podrías arruinarlo. Por supuesto, jamás se te ocurra usar cubitos de hielo con el vino.

Cuando hablamos de copas para servir vino blanco podemos decir que se requiere una copa de menor tamaño que si se sirve vino tinto.  En el caso de vinos blancos más intensos pueden servirse en copas altas y delgadas, como aquellas en las que se sirve el cava para disfrutar la intensidad de su aroma.

Las empresas de vino blanco para bares cuentan con excelentes opciones para tu bar, y pueden decirte cuáles son los vinos blancos más recomendados. Sin embargo, conocer los tipos de vinos es tan importante como ofrecer buenos vinos, no requiere que seas un experto pero sí que al menos sepas los tipos de vinos que se ofrecen en tu bar, con qué comidas puedes establecer una buena conexión y cuando no debes ofrecerlos.