¿Es buen negocio montar un bar hoy en día?



Si estás pensando en montar un bar, probablemente una de las preguntas que te haces es si es o no un buen negocio.

Es un hecho que la crisis ha afectado significativamente al sector hostelero, el consumo ha bajado,  es más difícil lograr financiamiento,  los servicios como la electricidad han incrementado bastante sus tarifas, y en general todo parece indicar que el sector hostelero esta en una calle cuesta arriba.

 

Sin embargo, también vemos que día con día siguen surgiendo bares y restaurantes, unos con mayor éxito que otros, y entonces la pregunta es ¿de qué depende?

¿Qué tipo de negocio quieres?

Usualmente cuando alguien decide emprender un negocio de este tipo ya tiene una idea preconcebida de lo que quiere:

  • un bar
  • una cafetería
  • una coctelería
  • un restaurante
  • un bar de tapas, etc.

Esta decisión incidirá en la elección del local, de los proveedores, del menú, del personal, etc.

Aunque durante décadas en España los bares eran un sitio donde podías encontrar desde un café o una cerveza hasta tapas y comida a la carta. Eran bastante polifacéticos, pero el mercado parece mostrar una clara tendencia a la especialización, y eso lo debes tomar en cuenta.

Al día de hoy, están teniendo mucho éxito las coctelerías, los restaurantes de comida rápida, y los restaurantes con un enfoque de comida “saludable”.

Un negocio hostelero conlleva por un lado márgenes de ganancias bastante altos como son las bebidas alcohólicas y las bebidas sin alcohol, pero muy bajos en otros.

Además, debes hacer proyecciones lo más realistas posibles, ya que el establecimiento de un bar o negocio similar, requiere una serie de gastos fijos mensuales, que deberás cubrir, haya o no haya clientela. Entre estos, personal, electricidad, local, etc.

¿Cómo lograr que la gente acuda a tu bar?

Existen varios aspectos en los que debes trabajar para lograr clientela:

  • Diferenciación, que se logra a través de la especialización
  • Producto de calidad y de aquí  la necesidad de seleccionar los mejores proveedores
  • Buen servicio
  • Buena promoción

¿Y como empezar?

Si tienes una clara idea del negocio que quieres montar, es recomendable que:

  • Acudas al ayuntamiento para pedir información sobre los permisos necesarios para abrir un bar.  En la mayoría de comunidades hay oficinas dedicadas a asesorar a los emprendedores, así que podrías aprovechar sus servicios.
  • Realiza un estudio de mercado de acuerdo al tipo de negocio que quieres montar.  Incluye un análisis del posible mercado, la competencia, posible ubicación, etc.
  • Es el momento de hacer una estimación que incluya mobiliario, decoración, equipamiento, trámite de permisos, instalaciones eléctricas y de gas pertinentes, inventario inicial, estimación de personal requerido, etc.
  • Búsqueda de financiación
  • Si lo consigues, procede a realizar las contrataciones necesarias. Esto incluye negociar la contratación del local, pedir presupuestos a los proveedores de equipamiento para bares y muebles para bares, de bebidas alcohólicas y sin alcohol, y dependiendo del tipo de negocio que vayas a establecer, todo aquello que puedas necesitar para el lanzamiento.
  • Simultáneamente, se deben ir tramitando los aspectos legales como la licencia de actividad municipal, inscribirte en el registro de Empresas y Actividades Turísticas, etc. Cada comunidad o localidad te puede pedir diferentes trámites.
  • Empieza a promocionar tu local, incluso antes de abrirlo, creando el deseo, captando la atención de los posibles consumidores. Utiliza el buzoneo, la invitación a la inauguración, cupones de descuento, redes sociales, etc.

Iniciar un negocio hostelero no es tarea fácil, pero ver como tu proyecto se hace una exitosa realidad es impresionantemente motivador, así que si tienes clara tu idea y tiene los mecanismos para lograrlo, ¡adelante!