Aire acondicionado: confort para tus clientes



Tanto en invierno como en verano, una temperatura confortable puede ser la diferencia entre clientes que se queden consumiendo en tu bar y otros que se marchen sin pedir nada.  El aire acondicionado puede cumplir un papel imprescindible si deseas ofrecer una temperatura agradable en tu local. Para seleccionar el tipo de aire acondicionado que se ajusta más a tu bar debes tomar en cuenta las dimensiones de tu local y el consumo eléctrico.

Tipos de aire acondicionado

  • Aire acondicionado central: este tipo de aire acondicionado son los más caros ya que suelen integrarse con la decoración o disimularse muy bien.  Basan su instalación en conductos que transportan el aire acondicionado a través del local que se aclimata  mediante los plafones y entretechos colocados para este fin.
  • Aire acondicionado tipo Roof-Top: su instalación es muy sencilla y pueden tener desembocadura de los conductos tanto inferior como lateral según convenga.
  • Aire acondicionado tipo split: en este grupo tenemos a su vez dos tipos de aires acondicionados:
    • Tipo Split de pared: apto para locales pequeños, es muy fácil de instalar y no requiere una gran inversión en cuanto a la instalación se refiere.  Tiene también la ventaja de que el mantenimiento preventivo es sencillo de realizar y no tan frecuente. Por otro lado, debes considerar que este tipo de aire acondicionado no es conveniente para locales que tengan divisiones porque tienen poca fuerza, su tiro de aire no es muy potente.
    • Tipo split de techo: este tipo de aire acondicionado se suele ver mucho en bares porque es apto para espacios abiertos y con presencia significativa de personas.  La instalación es fácil y de bajo coste, además son muy silenciosos.  En cuanto al mantenimiento preventivo debe ser más frecuente que los del tipo split de pared.
    • Aire acondicionado portátil: este tipo de aire no requieren de instalación, los puedes colocar y encender de acuerdo a tus necesidades. Son más económicos pero obviamente tienen también menor fuerza.

¿Cómo elegir un aire acondicionado para tu bar?

¿Cómo elegir un aire acondicionado para tu bar?Lo mejor es dejarse aconsejar por las empresas de aire acondicionado para bares.  Algunas de las características importantes son:

  • ¿Cuántas frigorías necesitas para tu local? Dependiendo del tamaño y distribución de tu local así será la capacidad que se requiera del aire acondicionado.  Existen herramientas que te permiten calcular las frigorías necesarias con base en las características de tu local como puertas de acceso, orientación al sol, número de ventanas, cantidad promedio de personas, tamaño, etc.
  • No debes pensar que el aire acondicionado es una forma de enfriar el local, tener una temperatura por debajo de los 21 grados puede hacer que en lugar de proporcionar comodidad a los clientes, cause el efecto contrario.  Lo ideal es entre 21 y 23 grados.
  • Cuando hablamos de climatización de tu local, nos referimos tanto al aire acondicionado como a la calefacción.  Es una inversión importante, y por tanto debe ser una decisión elaborada.
  • Busca un sistema de aire acondicionado silencioso.
  • Elije un sistema de aire acondicionado que permita controlar fácilmente no solamente el nivel de temperatura sino otros factores como la programación de encendido y el apagado automático.
  • No cometas el error de elegir el aire acondicionado basado exclusivamente en los metros cuadrados del local, piensa que en tu bar existen muchos equipos que emanan calor como la cafetera, plancha, horno, tostador, incluso los motores de las cámaras frigoríficas.
  • Considera el consumo energético de la unidad seleccionada.  El gasto en electricidad puede ser uno de los mayores gastos en la operación de un bar.

Una vez adquirido el aire acondicionado sigue las recomendaciones del fabricante para el mantenimiento preventivo del aparato. Así tendrá una mayor vida útil, además de que el aire acondicionado funcionará de una forma más eficiente, proporcionando el confort requerido para tus clientes y empleados y haciendo el mínimo gasto energético posible.