¡Pastelería fresca versus pastelería congelada!



Una gran mayoría de los consumidores consideran que la pastelería artesana gana al ser comparada con la industrial. De igual forma, consideran que la pastelería congelada  no supera en calidad a la pastelería fresca. La realidad es que muchos de los productos que ellos consumen como frescos son piezas que han sido congeladas por empresas de pastelería, para luego ser horneadas en el bar o punto de pan.

La calidad de los productos congelados se ha visto altamente beneficiada en los últimos años, gracias a una serie de adelantos tanto en la preparación del producto como en la técnicas de congelación y la tecnología de horneado.

Hoy en día, cualquier local puede tener un horno de características industriales de tamaño ajustado a sus necesidades, y esto permite que tanto puntos de pan, como tiendas de conveniencia, bares y restaurantes pueden ofrecen productos recién hechos partiendo de masas congeladas.

Adicionalmente, las empresas proveedoras de bollería y pastelería congelada dedican recursos para capacitar a los hosteleros y emprendedores para obtener el mayor provecho posible de estos productos.

De esta forma, surgen pastelerías y panaderías en muchas ciudades, y vemos como típicos despachos de pan que antes solo vendían pan, se reconvierten para ampliar sus líneas de productos al incluir la mejor pastelería.  Piezas que tienen la particular que han sido preparadas  por las empresas de pastelería para luego congelarse hasta su consumo.  Estas masas congeladas vienen en una gran variedad de opciones, tanto dulces como saladas, y que facilitan el proceso de una forma impresionante.

Pastelería fresca: ventajas y desventajas

Ventajas                                                                                                                                        

  • Los consumidores finales aprecian el hecho que sea “artesana”,  factor que es muy valorado en la compra.  De hecho, muchos consumidores desconocen que la repostería que consumen a diario en su punto de pan favorito son masas congeladas que han sido preparadas de forma industrial.
  • La pastelería artesana, se supone que no usa ni conservantes ni sabores artificiales. Pero en la pastelería industrial sí se utilizan.
  • Todo parece indicar que la relación en el despacho de pan típico entre el panadero y sus clientes es más estrecha, aunque esto puede no ser un factor decisivo para escoger una pastelería, si lo puede ser para no buscar otra.

 Desventajas

  • Los pequeños hornos tienen menos capacidad financiera para invertir en nuevos hornos u otros equipos que hagan su producción más eficiente.
  • Muchos de estos pequeños hornos son empresas familiares, y a causa de esto tienden a ser administrados más de forma empírica, lo cual puede llevar a complicaciones financieras.
  • El desarrollo de la industria de las masas congeladas que ha aumentado su calidad y ofrecen precios muy competitivos, dificulta la actividad de los hornos tradicionales en su día a día.
  • La variedad de productos ofrecida generalmente en los hornos tradicionales es mucho menor que la que puedes conseguir si utilizas masas congeladas.
  • Hay menos control de la calidad de los productos, más por falta de dedicación que por limitaciones técnicas; en la pastelería industrial esto está completamente bajo control, ofreciendo una calidad más homogénea.

¿Cómo lograr que tu negocio tenga éxito con la pastelería?

Independientemente, si decides vender productos frescos o partir de productos congelados, es importante que:

  • Utilices a tu favor la tecnología. Invertir en tecnología es invertir en eficiencia, ya que te permitirá ahorrar costos y ofrecer excelente calidad.
  • Elegir los mejores distribuidores de pastelería para bares o distribuidores de bollería para bares.  De no hacerlo así, es difícil lograr ofrecer productos adecuados a los gustos y necesidades del público.
  • Lo que realmente valoran los clientes es la condición de “recién hecho”, lo cual no tiene que ver con ofrecer repostería artesana o masas congeladas.
  • Invita a tus clientes a probar tus productos, eso es una herramienta importante para abrir la puerta a nuevos productos.
  • Capacita al personal tanto en técnicas de horneado, presentación, servicio al cliente, etc.

Según datos de la Asociación Española de Masas Congeladas (ASEMAC), hoy en día más del 40% de la pastelería consumida en el país provienen de masas congeladas, lo que indica que esta industria ya sobrepasa los 800 millones de euros y más de 500 toneladas métricas de producto.

Así que, es tu decisión elegir entre masas congeladas o pastelería artesana, y sea cual sea, recuerda que el mercado evoluciona y por tanto, tu negocio también lo debe hacer.