Claves para elegir un buen café molido



Si tienes un bar o restaurante sabes muy bien que la elección del café molido que utilices para preparar esas aromáticas tazas de café es muy importante.

A continuación, algunas claves para elegir el mejor café molido para tu negocio.

¿Compro Café molido o Café en grano?

Muchos propietarios de bares y cafeterías  se enfrentan a esta decisión diariamente.  Siempre se ha dicho que el café recién molido presenta un mejor aroma y por tanto muchos se decantan por el café en grano, pero esto implica tener una máquina para moler los granos de café y  emplear tiempo para hacer el molido.   Si tienes limitaciones de espacio o tienes que servir muchos cafés en un corto espacio de tiempo, puede que encuentres en el café molido una gran opción.

Además, toma en cuenta que en los últimos años  el empaque del café molido ha mejorado mucho, el empaque al vacío y los materiales empleados conservan mucho mejor las condiciones del café.

Claves para elegir un buen café molido

  • El café molido debe invitarte  con solo olerlo a tomarte un café por lo que antes de comprar una gran cantidad de paquetes, pídele  tu proveedor de café molido que te envíe unas muestras o compra unos cuantos paquetes y así podrás determinar el aroma que desprende una taza de ese café recién preparada.
  • Toma en cuenta que los cafés provenientes de zonas altas tienden a tener un aroma más fuerte que los de zonas bajas.
  • Otra de las características importantes para escoger un buen café molido es su grado de acidez, eso solo lo puedes percibir al probar el resultado final. Suele también estar relacionado con la altura de donde proviene el café  y el sistema de tostado empleado.  El problema es que es difícil conocer el origen del café molido que te están vendiendo pero si escoges un buen proveedor seguro te darán información.   A mayor altura, más ácido es el café y entre más oscuro sea el tueste, más acidez también.Café molido de calidad para ofrecer a tus clientes lo que merecen
  • Sin duda, también debe evaluarse el cuerpo del café molido utilizado. ¿Cómo se hace esto? Es una consideración bastante subjetiva porque es cuando decimos “esto si sabe a café” pero claro lo que para ti puede tener mucho cuerpo para otra persona puede que no.  En este sentido,  considera la opinión a tus clientes, diles que estás usando un nuevo café molido y que quieres conocer su opinión.
  • Invierte en comprar un buen café, tus clientes lo merecen.  Evalúa si ese ahorro de 1 o 2 euros por kilo merece la pena.  No olvides que ese ahorro se notará, muy probablemente, en la calidad. Muchas cafeterías por asuntos de competencia han empezado a adquirir café molido más barato para muy pronto darse cuenta que sus clientes notan esa disminución en la calidad y por tanto su satisfacción con tu negocio se ve disminuida también.
  • Para conservar mejor tu café molido analiza durante algunas semanas el gasto diario que haces.  De esta forma evitarás tener en la tolva dispensadora una cantidad excesiva de café.  Recuerda que el café pierde aroma al estar en contacto con el aire por lo que deberás conservarlo, una vez abierto el paquete, en un recipiente lo más hermético posible.
  • Existen múltiples proveedores de café molido para bares, no dudes en consultar con varios ellos, averigua el tipo de mezcla utilizada,  los precios, los formatos ofrecidos.
  • Para calcular los costes de cada taza de café, toma en cuenta que si utilizas un buen café molido, requerirás entre 7  y 8 gramos de café para preparar una taza, pero si utilizas un café molido de menor calidad, requerirás una cantidad mayor.
  • Cuidado con el torrefacto, entre más porcentaje de torrefacto tenga, más barato será, pero también el producto final será de menor calidad.

En conclusión, antes de elegir  un proveedor, prueba varias marcas de café molido, confía también en la opinión de tus clientes y recuerda que lo barato sale caro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Al publicar aceptas expresamente las Reglas de uso y la política de Protección de datos.