¿Buscas quien haga la limpieza de tu negocio de hostelería?



Ya sea que estemos hablando de un bar o un restaurante, la limpieza es un factor indispensable. Si cuidas el prestigio de tu negocio, debes tener en cuenta este aspecto y evaluar si debes contratar un servicio de limpieza para bares.

 

 

Si analizas tanto tus experiencias personales como aquellas que te han sido contadas, cuando un cliente “comenta” sobre un negocio de hostelería suele hacer algún comentario sobre si estaba todo limpio o no.

¿Qué labores se incluyen dentro de la limpieza de un negocio de hostelería?

Dependiendo del tipo y tamaño de su negocio, requerirá diferentes servicios en el área de la limpieza.  Por ejemplo, podría contratar a alguien para la limpieza de baños y cocina, aunque la limpieza general se haga internamente.

Luego tenemos otras opciones como limpieza de cristales, de mantelería, de tapicería, alfombras, persianas, pulido de pisos, etc.

¿Cómo elegir una empresa de limpieza?

Sigue este proceso:

  • Haz una lista de las necesidades que el negocio tiene: limpieza diaria, limpieza a profundidad, cristales, tapicería, etc.
  • Busca información sobre posibles empresas de limpieza en el área donde está ubicado tu negocio.  Hoy en día, suelen estar más actualizados los directorios online como éste o como Proveedores.com
  • Establece contacto con las empresas que consideres se ajustan más a tus necesidades (si tienes información a este respecto).
  • Solicita un presupuesto ajustado a tus necesidades.
  • Analiza las propuestas recibidas, no sólo se trata del precio, algunas compañías exigen un contrato de mediano o largo plazo, otras ofrecen por el precio cotizado solo un servicio básico y luego el resto de servicios son cobrados adicionalmente.  Si la compañía en su propuesta aporta referencias, compruébalas.
  • Procede a la contratación del servicio, teniendo cuidado de comprobar que la empresa de limpieza tenga los respectivos seguros y la contratación del personal en regla.

Otros aspectos  a considerar son:

  • Comprueba que los productos que se utilizan en la limpieza de tu negocio sean de calidad.
  • Define los horarios de limpieza de forma tal que no perjudique la operación natural del negocio.
  • Define con la empresa de limpieza la responsabilidad que tiene si están en poder de las llaves del negocio. Algunas compañías incluyen alguna cláusula liberándose de responsabilidad, no aceptes esta condición.
  • No firmes contratos por largos períodos de tiempo, a menos que ya conozcas con anticipación la seriedad de la empresa.

Lo importante, en estos casos, es que tengas en mente que la reputación de tu empresa puede estar en juego, y aunque te esfuerces por localizar una buena empresa de limpieza, sigue siendo tu responsabilidad supervisarla y adecuar los servicios contratados a tus cambiantes necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Al publicar aceptas expresamente las Reglas de uso y la política de Protección de datos.