Saber delegar, un buen camino para aumentar la productividad en tu bar



Toda persona que haya trabajado en hostelería sabe que es un trabajo muy sacrificado porque requiere muchas horas. Esto es aún más cierto si hablamos del propietario o el administrador de un bar, ya que deben pasar mucho tiempo comprobando que todo vaya bien.

 

Para que esto no se convierta en algo difícil de llevar con el tiempo, como propietario o administrador de un bar debes desarrollar la habilidad y la voluntad de delegar trabajo en otras personas, y que estas labores sean hechas de forma eficiente.

Aprender a delegar y hacerlo bien no sólo aliviará la carga de trabajo al encargado de un bar sino también es muy probable que si no delega tareas del negocio, éste no podrá alcanzar los niveles de éxito a los que podría llegar.

Esto implica que probablemente al final del día se quedarán muchas cosas sin hacer. Lamentablemente, las tareas diarias se convierten usualmente en la prioridad de los encargados del bar, y esto hace que se postergue la tarea de desarrollar planes y estrategias de cara al crecimiento del negocio.

Esto podría causar que el bar no crezca como se desea, pero aún peor, ciertos problemas podrían pasar desapercibidos por falta de atención a aspectos más modulares del negocio.

¿Qué podemos hacer para mejorar la productividad del bar?

La solución existe: aprender a delegar algunas de las tareas diarias permitirá invertir más tiempo en las decisiones estratégicas.

¿Eres de los que piensan que prefieres hacer las cosas por ti mismo antes que tener que explicar a otros como hacerlas?  ¿Piensas que nadie va a saber hacer las tareas a tu gusto? ¡Eso también puede cambiar ya que puedes aprender a delegar!

¿Qué sucede si no delegas? Algunos posibles efectos de no delegar tareas son:

  • Tareas inconclusas o mal hechas por que no tienes tiempo suficiente.
  • Podría ser que no tengas suficientes clientes porque no te has tomado el tiempo para promocionar el local o para buscar mecanismos para atraer a más clientes.
  • Dedicar tiempo solo a las labores diarias ha hecho que no tengas tiempo para buscar cómo mantener la “chispa” encendida en el negocio.  Esto significa establecer nuevas actividades y formas de promoción.
  • Tu vida como administrador/propietario se ha visto absorbida por el bar. Esto no sólo te puede afectar personalmente, sino terminará también afectando al negocio.
  • Como encargado del bar te has convertido en otro trabajador más, no en un administrador que a fin de cuentas es tu verdadero propósito.

¿Por qué a algunos gerentes o dueños de bar les cuesta tanto delegar?

Algunos piensan que no tienen tiempo para delegar, que les va a significar emplear más tiempo enseñando a otros a hacer las cosas que puede hacer por sí mismo. Esto es falso a muy corto plazo, una vez que formes a tus empleados cómo quieres que se hagan las tareas, ya pueden hacerlo solos o con poca supervisión.

Otra gran “excusa” esgrimida por muchos es que no tienen ningún empleado suficientemente capaz a quien delegarle. Le sorprendería como las “habilidades” de su personal pueden aparecer cuando les das autoridad y mayor responsabilidad.

También están quienes piensan que nadie puede hacer el trabajo tan bien como ellos.  Piensa que es difícil que tengas el tiempo para hacer todo lo que hay que hacer, así que trata de confiar en tu personal y darles una oportunidad.

¿Cómo empezar a delegar?

¿Cómo empezar a delegar?Bueno, si ya tienes claro que delegar es una necesidad deberás:

  • Hacer una lista de las tareas y responsabilidades.
  • Analizar cuáles tareas pueden ser delegadas.
  • Hacer otra lista de todos los pasos necesarios para llevar a cabo cada una de esas tareas. Si es necesario, con explicaciones de cómo llevarlos a cabo.
  • Asignar las tareas al personal, tomando en consideración las habilidades de cada uno de ellos.

Si este proceso se hace de forma adecuada, las probabilidades de que tu negocio sea mucho más productivo son muy altas.

Aprende cómo delegar de forma efectiva

Una vez que hayas decidido quién va a realizar cada una de las tareas que vas a delegar, el siguiente paso es sentarte con cada uno de los empleados y explicarles paso a paso como llevar a cabo la tarea de forma apropiada. Una vez que lo hayas hecho, ya solo tendrás que supervisar que las cosas se hagan bien.

Recuerda que una de las mayores causas de insatisfacción en el trabajo que reportan los empleados es no saber qué esperan sus jefes de ellos y de su trabajo.

Además, si las tareas son realizadas correctamente, no debes olvidar el reconocimiento ante tus empleados, incluso si es posible recompensarles.  Esto motivará mucho a los empleados.

Otros aspectos importantes para que la delegación de tareas tenga resultados positivos son:

  • Delegar la tarea correcta a la persona indicada para esa labor.
  • Delega la tarea completa. De no hacerlo así, será muy difícil controlar la autoridad y responsabilidad asociada con cada tarea. Además, sentirse responsable puede ser muy motivador para el empleado.
  • Nunca olvides especificar los resultados que esperas.  En la medida de lo posible, estos objetivos deben ser cuantificados (cantidad, tiempo, dinero, etc.).

Es realmente importante que los empleados sepan porqué se está delegando determinada tarea, qué se espera de ellos, cómo se espera que se hagan las cosas, los recursos que se tienen disponibles y el plazo límite para realizar la tarea. Debe propiciarse la participación activa de tus empleados en esta conversación.

Para que la delegación de actividades sea realmente efectiva, una vez que has definido todos los detalles, debes dejar al empleado completar la tarea; y aunque deberás supervisarlo porque los resultados del negocio son tu responsabilidad final, no debes intervenir excepto que sea completamente necesario.

¿Delegar causa motivación o estrés en los empleados?

¿Delegar causa motivación o estrés en los empleados?En general, siempre que un empleado se tiene que enfrentar a una nueva tarea es natural que se sienta inseguro. Como jefe deberás apoyarle y ayudar a que se sienta en capacidad de ejecutar dicha tarea.

Una vez que el empleado se sienta más seguro, la tarea delegada podría constituirse en un verdadero motivador para él/ella.

Pero, en otros casos los empleados tratan de hacer lo que se llama “delegación a la inversa” y es utilizar ciertos mecanismos para que termine haciendo la tarea quien inicialmente la delegó. Te ofrecemos algunos consejos para orientar a tus empleados con su nueva labor:

  • Si el empleado te pide información adicional, no se la debes proporcionar. Debes enseñarle como obtenerla.
  • Si surge un problema, el empleado probablemente acudirá a ti buscando una solución. Debes reorientar la situación para que sea él/ella quien encuentre esa solución en la medida de lo posible.
  • El empleado directamente pide ayuda para completar la tarea. Si consideras que realmente necesita ayuda adicional deberás proporcionarla, pero trabajando de forma conjunta con él/ella.

Delegar no significa solo tener alguien a quien culpar si no se obtienen los resultados deseados, significa hacer parte del proyecto de negocio a los empleados, confiando en ellos, y permitiendo así que el negocio sea más productivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Al publicar aceptas expresamente las Reglas de uso y la política de Protección de datos.