¡La mejor forma de comprar pescado para tu bar!

El uso del pescado en tapas y aperitivos es cada vez más frecuente, primero por la gran variedad de recetas posibles ya que es un producto muy versátil, por el aumento en las conservas de pescados disponibles, así como por la tendencia cada vez más instaurada de los clientes de consumir tapas y aperitivos más saludables.

 

Antes de ofrecer tapas y aperitivos con base de pescado debes saber cómo comprarlo a las empresas de pescado para bares, con el fin de obtener la mejor calidad y precio para tu bar.

¿Pescado fresco o congelado?

Esta es una decisión definitivamente personal, hoy en día, gracias a las técnicas de ultracongelación, la mayoría del pescado congelado conserva la textura y cualidades nutricionales.

Pero el pescado, aunque delicioso y versátil, es también muy delicado, ya que requiere de una conservación especial  y debe ser cocinado bien para evitar riesgos asociados como la transmisión de posibles enfermedades.

  • El primer consejo es comprar pescado en un establecimiento de confianza que garantice que ha sido almacenado y transportado de forma adecuada.
  • Para el transporte del pescado a tu bar se debe hacer en un vehículo o arcón refrigerado, de lo contrario estará rompiéndose la cadena de frío del mismo, lo que puede causar problemas a tus clientes, y como consecuencia a ti.
  • Si la compra la haces tú o algún empleado directamente en el local, procura utilizar alguna nevera portátil o transporte isotérmico que permita una conservación adecuada. En el caso de los pescados frescos, hay que ser precavido, ya que muchos establecimientos están adquiriendo la costumbre de vender pescado “previamente descongelado”, por lo que a simple vista parecería fresco, sin serlo.

Ellos no engañan, probablemente en las etiquetas que identifiquen el origen del pescado se indicará que es producto descongelado, pero ¿cuántas veces has leído estas etiquetas al comprar pescado?

Aspectos a tener en cuenta al comprar pescado

  • El pescado fresco tiene colores brillantes, obviamente estos colores serán diferentes según sea el pescado elegido.
  • La piel del pescado se debe sentir hidratada, no seca.
  • El pescado debe tener las escamas bien pegadas a la piel y la carne, una textura firme. Una piel flácida no es buena señal, como tampoco lo son los ojos hundidos.
  • Si el pescado es realmente fresco, al cortarlo dará señales de sangre.

20 platos con prescado para el menú de tu bar

  • Brochetas de pescado
  • Tostas de salmón ahumado
  • Rapé a la gallega
  • Ceviche de pescado
  • Tulipas de rape con queso crujiente
  • Montadito de salmón y boquerón
  • Matrimonio de anchoas y boquerones
  • Atún y alcachofas
  • Pescaditos en salsa
  • Pincho de gamba y pescado blanco
  • Tartaletas de pudin de pescado
  • Pescado a la tempura
  • Canutillos de pastel de pescado
  • Brocheta de anchoas y guindillas
  • Salmón marinado
  • Lomo de sardina marinado
  • Tapa de Bonito en escabeche con cebolla caramelizada
  • Lubina a la plancha
  • Montadito de anchoa con pimiento
  • Cazuelita marinera