Aporta más personalidad a tu bar con la decoración



¿Por qué cuidar la decoración de un bar? Un bar suele atraer a sus clientes por una serie de factores como los precios, el servicio o el menú; pero también es cierto que muchas veces se decantan por un local debido al ambiente y personalidad que tiene.

Esta personalidad del bar es provista tanto por el personal y la atención que dan a los clientes, como por otros aspectos como la decoración y la música.

 

Ideas para decorar tu bar

Si consideramos el ejemplo de los bares temáticos, su éxito en gran medida depende de la decoración.  Imagínate una cantina mexicana sin una decoración acorde o un bar especializado en vino sin los típicos toneles que son tan importantes en la industria vinícola.

Lo principal es que la decoración le aporte carácter a tu negocio por lo que debe ser una decisión meditada y estudiada a la luz no sólo de tu posible mercado meta, sino también en concordancia con otros elementos del local como la dimensión del mismo, mobiliario, tipo de comidas/bebidas ofrecidas, etc.

Al escoger la temática que va a regir la decoración de tu bar puedes partir de ideas preconcebidas como un bar tipo:

  • Étnico (africano, latino, español, etc.)
  • Especializado en el cine o en música de cierta época
  • Ambientado como un autobús o un vagón de tren
  • Decorado para cierto tipo de clientes como surfistas, adultos jóvenes, moteros, etc.

Lo ideal es contratar una empresa de decoración para bares, pero si tu presupuesto no te permite esa opción no significa que no puedas darle un toque especial a tu negocio a través de pequeñas y sencillas decoraciones como:

  • Paredes: pintura, cenefas, vinilos decorativos, cuadros e incluso hasta dibujos o grafitis.
  • Iluminación: incluyendo también candelabros o lámparas en las mesas
  • Elementos de entretenimiento: billares, dardos, máquinas tragaperras, etc.

Presta atención a los pequeños detallesLa decoración de un bar puede incluir desde algo tan sencillo como colocar unos vinilos hasta hacer obras de gran dimensión que pueden significar no sólo una inversión importante sino también requerir cierto tiempo. Todo dependerá de la idea de negocio que tengas. Por eso es importante dejarte asesorar por profesionales; de no hacerlo podrías terminar haciendo gastos inútiles.

Debes tener muy claro lo que quieres en tu negocio, a quién quieres tener como clientes y no hacer adquisiciones de mobiliario sin tomar en cuenta el resto de la decoración.  Recuerda, tanto uno como otro forman parte de la personalidad de tu negocio. Además, si no nos hacemos una idea global podríamos terminar logrando una decoración recargada o totalmente caótica.

Presta atención a los pequeños detalles, estos son los que harán que la decoración de tu bar sea alucinante.

Iluminación

Este es uno de los aspectos más importantes de la decoración ya que las decisiones que se hagan en iluminación pueden aportar un ambiente más o menos relajado al bar, o destacar ciertas zonas como la barra, las vitrinas de copas, las botellas, etc.

El juego de luces y sombras sobre el mobiliario puede ser un detalle lleno de carácter.

Color y estilo de las paredes

Al decidir los colores de las paredes de tu bar debes tomar en cuenta el tipo de ambiente que quieres proyectar. Además se debe considerar el tamaño del local, la luz natural que tenga si va a funcionar también de día y la iluminación de la que vas a disponer.

Hay colores que empequeñecen el local y otros que lo “modernizan”. No hay colores mejores que otros, sino simplemente son diferentes, así que hay que buscar aquel que mejor se ajusta a la personalidad de tu bar.

Una vez pintado se pueden añadir detalles como vinilos decorativos, cenefas, cuadros, etc.

En resumen, decorar un bar es tan importante que puede significar la diferencia entre ser uno más o destacar para tener éxito.